El Ministerio de la Producción dictó hoy una serie de  medidas para el ordenamiento de la pesquería del tiburón en el Perú mediante el Decreto Supremo N°021-2016-PRODUCE, publicado en el diario oficial El Peruano.

Así, se prohíbe el desembarque o transbordo de aletas sueltas de tiburón o troncos sin aletas en todo el litoral peruano. Con esta medida “el recurso pesquero tiburón debe ser desembarcado con la presencia de la cabeza y todas sus aletas, total o parcialmente adheridas a su cuerpo en forma natural”.

Esta medida busca desincentivar la práctica del aleteo, que consiste en el corte de aletas de tiburón y el descarte del cuerpo al mar. Esto dificulta la identificación de la especies desembarcadas, incrementa la sobrepesca, además de ser una actividad ilegal. Cómo se sabe, las aletas de tiburón son muy cotizadas por su demanda para la gastronomía en países asiáticos, en la industria cosmética, entre otros fines. Esto ha disparado la demanda mundial de aleta de tiburón alentando la práctica del aleteo y poniendo en grave riesgo las poblaciones de tiburones.

De otro lado, prohíbe el arpón animalero para pescar este recurso y también otras especies para su uso como carnada. Este aparejo consiste en una punta de bronce o una varilla de fierro de construcción con una punta afilada, empalmados a una vara de madera de 2 metros y atados a la embarcación. El arpón animalero es utilizado principalmente para cazar delfines y otros mamíferos para ser usados como carnada. Esta actividad es ilegal.

Además, se autorizará a algunos Desembarcaderos Pesqueros Artesanales como puntos de desembarque y descarga de tiburón, y se creará el Certificado de Desembarco de Tiburón para el transporte y almacenamiento del recurso, estas regulaciones serán publicadas a inicios de diciembre mientras se preparan los sistemas de seguimiento y control. A su vez, se indica que el Instituto del Mar del Perú (IMARPE) realizará monitoreo biológico de la condición de las especies para brindar recomendaciones científicas a PRODUCE.

“Esto significa un gran avance para la pesquería del tiburón, ya que Perú tiene 68 tipos, 32 de los cuales tienen alta importancia comercial.  A la par que busca ordenar los desembarques y combatir prácticas destructivas como el aleteo, fomenta el monitoreo y la obtención de mayor información científica de esta especie clave para la salud de nuestros océanos”, explica al respecto Juan Carlos Riveros, Director Científico de Oceana en Perú.

Aunque esta norma regula la pesca y desembarque de tiburón a nivel nacional, señala Riveros, aún queda pendiente el establecimiento de medidas que regulen la entrada de aletas de tiburón provenientes de la flota extranjera. “Hoy en día, los puertos peruanos no realizan inspecciones en materia pesquera, por ello el Congreso debe ratificar el mayor tratado internacional contra la pesca ilegal, el Acuerdo sobre medidas del Estado rector del Puerto”, puntualiza.

Fuente: OCEANA PERÚ

Dejar respuesta