Como todos los años, decenas de comerciantes tomaron las calles cercanas a la intersección de las avenidas Ricardo Palma y Cesar Vallejo para comercializar pavos y lechones, cuya demanda crece durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Sin embargo lo más grave es que algunos vendedores, usaron la berma central para sacrificar y pelar a los animales, dejando charcos de sangre y vísceras en plena vía publica.

Estas imágenes se registran a diario durante estas fiestas navideñas, para los vecinos de la Urb. Palermo esta fecha es una tortura debido a los malos olores que emanan de esta zona y la presencia de decenas de comerciantes. Este medio en una breve visita a esta zona pudo comprobar que más de 50 personas pugnaban por vender sus pavos y otros animales.

El desorden en esta zona no es cosa nueva  se viene registrando desde hace bastante tiempo atrás, como es observable; ninguna gestión municipal preparó un plan de respuesta para esta situación.

Las avenidas Cesar Vallejo y  Ricardo Palma son intransitables. Los microbuses y otros vehículos demoran el triple de lo acostumbrado para pasar por el lugar.

Dejar respuesta