“NO HAY APRISTA CON CORONA” fue lo que dijo el congresista Javier Velásquez Quesquén, al ser consultado por la vinculación del expresidente Alan García con los casos de sobornos de la empresa Odebrecht, la constructora favorita del gobierno aprista.

Sin embargo el semanario Hildebrandt en sus trece, nos mandó una tremenda pepa; la empresa respondió la consideración y acogió con los brazos abiertos a algunos militantes apristas, entre ellos al propio hijo de Velásquez Quesquén.

Guillermo Velásquez Obando  fue contratado por la filial de Odebrecht en Colombia en el 2013. La información fue confirmada al semanario por la propia empresa instalada en la Av. 15 de Bogotá, al llamar al teléfono 0057-16216218. Una vocera de la compañía informó que Velásquez Obando, abogado de profesión, trabajo en el área jurídica hasta fines del año 2015. No brindaron más detalles.

 

A todo esto habría que recordar además que el congresista aprista ha sido un entusiasta promotor de las inversiones de Odebrecht en el Perú. En el año 2010, cuando ocupaba el cargo de Primer Ministro, Velásquez Quesquén impulsó la firma de contrato con la empresa brasileña para el desarrollo del proyecto de irrigación de Olmos con una inversión de más de US$185 millones.

Incluso este tema generó una polémica entre el entonces Premier y la que por aquella época era la ministra de Economía  Finanzas, Mercedes Araoz. El primero apoyaba la posición de la empresa de que la inversión se realizará bajo una iniciativa privada mejorada mientras que la ministra se inclinaba por la concesión. Al final se impuso la propuesta de “Sipán” Velasquez y Odebrecht

Fuente: Hildebrandt en sus trece/Foto Portada: Xinhua

 

Dejar respuesta