La Contraloría General de la República informó a la  Gerencia Regional de Salud de La Libertad que el hospital distrital de Laredo no cumple con los requisitos mínimos para ser considerado un establecimiento de nivel II-1 y esto pone en serio riesgo la vida de cientos de pacientes.

Tras una visita de control, este organismo; descubrió que el Hospital Distrital de Laredo debería seguir siendo un centro de salud de atención primaria debido a que no cumple con los requisitos mínimos para ser considerado un establecimiento de nivel II-1.

El hospital distrital de Laredo no cuenta con categorización vigente de segundo nivel categoría II-1, la cual debe gestionarse cada 3 años. La primera categorización fue hecha por Henry Rebaza el 16 de julio de 2012. A la fecha debería haberse realizado este tramite sin embargo nada.

La Contraloría además detalló que el nosocomio no tiene un banco de sangre ni la unidad de servicio de hemoterapia, lo que es obligatorio en un hospital distrital y que tampoco cuenta con médicos especialistas para la consulta externa, emergencia, centro quirúrgico, centro obstétrico pese a que estos son los requerimientos mínimos para ser un establecimiento de salud de segundo nivel categoria II-1.

El personal de la Contraloría llegó hasta este nosocomio hace algunas semanas atrás acompañado del congresista Luis Yika para verificar las condiciones en las que se atendían a los pacientes. En aquella intervención se comprobó que habían implementos entregados hace tres años que no habían sido usados.

“He recibido un primer informe de la Contraloria, es el mismo que fue enviado a la Gerencia Regional de Salud y me falta recibir el segundo informe de la Contraloria con la solucion del problema. Todos los hospitales distritales estan en esta situación” Luis Yika – Congresista 

El Hospital Distrital Laredo no realiza intervenciones quirúrgicas de emergencia ni
electivas, ya que su centro quirúrgico no funciona desde su creación, hace cuatro
años. Tampoco brinda el servicio de radiología a pesar dce contar con un equipo de rayos x. Según el Director del hospital se encuentra operativo sin embargo no es utilizado porque no se cuenta con la autorización ni licencias correspondientes.

La cocina del hospital funciona como almacén de historias clínicas y equipos médicos. El contundente informe de la Contraloría General de la República además corroboró que la unidad de emergencia no cuenta ni con la mitad de implementos que se necesita para brindar un adecuado servicio a los pacientes.

Y como si esto fuera poco los equipos de lavandería entregados hace tres años se encuentran inoperativos por falta de condiciones adecuadas para su instalación.

En resumen este hospital brinda los mismos servicios que una posta médica y de hospital solo tiene el rótulo, si algún vecino de Laredo debe ser sometido a una operación de emergencia o si una mujer esta a punto de dar a luz, lo más recomendable es que no acuda a este hospital distrital, porque lo único que hará es perder tiempo y en la salud  un minuto podría ser la diferencia entre estar vivo o muerto.

Este informe de control fue enviado al Gerente Regional de Salud, Luis Arteaga; el pasado 15 de Noviembre con un plazo de 10 días para que las observaciones sean levantas. Para la Contraloria se han detectado hechos que pueden afectar la transparencia, probidad, normativa aplicable y el cumplimiento de las metas previstas.

Como dato adicional, este oso de anteojos aclara que los hospitales distritales fueron implementados durante la segunda gestión del entonces presidente regional de La Libertad, José Murgia y cuando Henry Rebaza era el gerente regional de Salud. La idea de los hospitales distritales nunca cuajó y la situación del hospital de Laredo sería similar a la de otros establecimientos de la misma categoría.

 

 

 

Dejar respuesta