La Mesa Directiva del Congreso rechazó realizar algún tipo de pago a las empresas Grupo Coresol SAC y Compured SAC, por la anulación de los contratos para adquirir 980 computadoras por más de cinco millones de soles, tras denuncias de sobrevaloración.

Ambas empresas enviaron cartas notariales a la directora general de administración del Congreso, Lucía Bravo, en las que anuncian el inicio de un proceso de arbitraje frente a la decisión del Legislativo, que preside la fujimorista Luz Salgado, de dejar sin efecto la compra.

En las cartas notariales, las proveedoras están exigiendo el pago de “una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados”. El monto solicitado será de la misma cantidad del valor de la compra anulada por el Parlamento, es decir, más de cinco millones de soles.

Richard Acuña, segundo Vicepresidente del Congreso; aseguró a La República que la Mesa Directiva del Parlamento acordó la semana pasada rechazar este arbitraje.

“Hemos cancelado la compra y no tenemos que pagar ningún solo sol a dichas empresas. No queremos pagar”, declaró Acuña.

De otro lado, el representante legal de Compured SAC, Rommel Pérez Zárate, sostuvo que la empresa ya tiene listo el pedido de las 980 computadoras y solo necesitan que el Parlamento dé la orden de compra.

“El pedido ya se ha hecho a Lenovo. Entonces, lo que faltaba solamente era esperar la orden de compra y los equipos están de un día para otro. Los equipos vienen de Estados Unidos. Estamos hablando de monitores y computadoras, según la licitación”, afirmó el abogado.

Pérez Zárate indicó que hasta ahora el Congreso no ha respondido a la carta notarial, que cursaron el 5 de enero último, en la que solicitan el inicio del arbitraje.

 

 

Dejar respuesta