Lenin Dionicio Castillo, ex candidato a la alcaldía del centro poblado El Trópico y actual trabajador del SEGAT, negó tener algún vinculo con Obed Esban Dionicio Castillo, propietario de las empresas que vendieron a la Municipalidad Provincial de Trujillo computadoras y útiles de escritorio presuntamente sobrevalorados.

“Hay libertad de expresión y pueden decir lo que quieran, pero se debe verificar, eso me perjudica soy un joven que interviene actualmente en la política, por eso postule a la alcaldía de El Trópico”. Lenin Dionicio.

Tras constatar con datos de la Reniec se ha podido comprobar que no existe una relación familiar entre ambos personajes, las primeras informaciones que dimos a conocer en este portal, han sido desestimadas categóricamente por el integrante del movimiento político que lidera Elidio Espinoza.

Sin embargo el descartado vinculo familiar del trabajador con el proveedor de equipos de cómputo y útiles de escritorio de la comuna trujillana, solo era una información accesoria, lo realmente importante es que la Municipalidad de Trujillo, efectivamente pagó a OBEDIC ASOCIADOS EIRL S/. 234 por cada cajita de clip metálicos tipo mariposa, cuando la misma empresa la ofertaba en el portal de la OSCE a un S/. 1.99.

Como se puede ver en la factura emitida por la empresa OBEDIC ASOCIADOS EIRL a nombre de la Municipalidad de Trujillo, la gestión de Elidio Espinoza pagó S/. 10 332.08 por 44 cajitas de clip metálicos tipo mariposa que contenían 50 unidades cada una. El valor de cada cajita de clip metalicos era de S/. 234.82

Obed Dionicio Castillo al ser consultado por esta sobrevaloración en el costo de los clip metálicos sostuvo que todo se trato de una “confusión”.

“Lo que pasa es que se hizo entrega de 44 cajas conteniendo 100 cajitas de S/. 2.34 dando un valor total de S/. 234” Obed Dionicio 

Por supuesto que esta respuesta no aclara nada y estamos seguros que tampoco termina de convencer a Obed Dionicio.

La adquisición de las 54 computadoras, según fuentes internas del municipio trujillano se realizó debido a un pedido de emergencia, es decir se necesitaban con urgencia para ser derivadas a diferentes áreas ediles. Sin embargo a la empresa Inversiones Kaleth se le dio un plazo de 180 días, o sea medio año; para que pueda entregar los equipos.

Y eso no es todo, una vez elegida para proveer de computadoras a la Municipalidad de Trujillo por convenio marco, Inversiones Kaleth; envió una carta a la municipalidad explicando que los monitores modelo Lenovo Think Vsion LT 1913P que la comuna había solicitado estaban descontinuados en ese momento y que los iban a reemplazar por uno más moderno.

Lo mismo ocurrió con los cpu, la empresa envió otra carta informando que la computadora Lenovo Think Centre M83 SFF ya no eran fabricadas y que en su reemplazo se iba a entregar una computadora más moderno.

¿Porque la Municipalidad de Trujillo quiso comprar computadoras obsoletas?

Se sospecha que el requerimiento de computadoras obsoletas habría sido direccionado para evitar a otras empresas competidoras. Con solo una empresa ofertando estos equipos obsoletos, el camino fue fácil para Inversiones Kaleth. Sin embargo resulta escandaloso que luego se hayan entregado otros equipos más moderno.

En todo caso, al no contar con los equipos con las características requeridas por la Municipalidad de Trujillo, la adquisición debido anularse y convocarse a un nuevo proceso, esto nunca ocurrió.

Obed Dionicio Castillo le vendio a la comuna trujillana 77 computadoras sin el software de Microsoft Office Home y Business 2013, pese a que su instalación es obligatoria y esta bajo la responsabilidad de la empresa.

El 7 de abril de 2016 se advirtió a la subgerente de Tesorería Luz Calvanapon, que las computadoras adquiridas  no tenían el software y que desde la subgerencia de abastecimiento, que era dirigida en ese momento por Gastón Alvarado, habían intentado tapar esta irregularidad aduciendo que con el software el precio de las computadoras era más elevado, aproximadamente US$ 250 más por cada computadora y que además no podían esperar por la entrega de equipos a diferentes áreas era de necesidad urgente.

Cuando todo esto ocurría, Salomón Chanduví era el gerente de Administración y Finanzas, que al parecer seria el corazón de una red dedicada a saquear las arcas ediles.

Obed Dionicio y sus empresas han tenido mucha suerte haciendo negocios con la MPT, a esta comuna le han vendido casi de todo hasta autopartes, hasta piezas y accesorios de vehículos.

[Portada: Foto Diario Correo]

Dejar respuesta