La regidora Rocío Taboada se disculpó con el trabajador del SEGAT, Lenin Dionicio Castillo a través de este comunicado dirigido a la opinión pública. Taboada Pilco había informado a diferentes medios de comunicación (incluido este) que el trabajador del Segat era familiar directo de Freddy Dionicio Castillo y Obed Dionicio Castillo, propietarios de las empresas Obedic Asociados EIRL, DC Computer y Kaleth Inversiones, las que han proveído a la Municipalidad de Trujillo de equipos de computo y útiles de escritorio aparentemente sobrevalorados.

Al igual que la regidora de la municipalidad, debemos disculparnos con Lenin Dionicio Castillo por este error involuntario.

Sin embargo sostenemos firmemente que existen indicios de corrupción en las adquisiciones de computadoras y útiles de escritorio que la Municipalidad Provincial de Trujillo llevo adelante y que tuvieron como proveedores a Obedic Asociados EIRL, DC Computer y Kaleth Inversiones y sobre esto la gestión de Elidio Espinoza no ha respondido nada concreto.

Este es el comunicado que ha difundido la Municipalidad de Trujillo y se ha centrado en lo publicado por el Diario Correo. La Gerente de Imagen Institucional de la MPT, Jesús Juárez; que es una extrabajadora de este diario enumera una serie de argumentos por los que la publicación  de esta noticia solo tendría como objetivo desacreditar a la gestión del alcalde de Trujillo y a su movimiento político.

En cuanto a los términos de aclaración de las escandalosas adquisiciones de la MPT, quien haya redactado este comunicado hizo el mínimo esfuerzo por informar sobre este tema y solo comunica lo siguiente:

La MPT reafirma la decisión del señor alcalde Elidio Espinoza Quispe en el sentido de investigar cualquier irregularidad administrativa.

Desde la comuna trujillana deben esclarecer algunas cosas importantes como el pago de S/. 234 por cada cajita de clip metálicos tipo mariposa, cuando la misma empresa la ofertaba en el portal de la OSCE a un S/. 1.99.

La adquisición de las 54 computadoras, se realizó debido a un pedido de emergencia, sin embargo a la empresa Inversiones Kaleth se le dio un plazo de 180 días, o sea medio año; para que pueda entregar los equipos.

Ademas falta aclarar como se pudo continuar con un proceso, cuando Inversiones Kaleth; envió una carta a la municipalidad explicando que los monitores modelo Lenovo Think Vsion LT 1913P que la comuna había solicitado estaban descontinuados en ese momento y que los iban a reemplazar por uno más moderno. Igual pasó con los cpus.

¿Al no contar con los equipos con las características requeridas por la Municipalidad de Trujillo, la adquisición debido anularse y convocarse a un nuevo proceso?. Si esto era lo lógico, nunca ocurrió.

[Foto Portada: Trome]

Dejar respuesta