El acuerdo entre Alan Garcia y Lula Da Silva era “dejar en marcha o culminada” la tercera vía interoceánica.

A finales del año 2009 y tras una reunión con su homólogo de Brasil, Lula Da Silva; el entonces presidente Alan García anunciaba a través de señal nacional que se iba construir una tercera carretera interoceánica.

En aquella conferencia García Pérez, detalló que la vía binacional empezaría en Lima y recorrería Huanuco, Tingo María y Pucallpa, hasta llegar al punto Sheshea. Simultaneamente en Brasil se empezaria a construir una carretera desde Cruzeiro Do Soul hasta Punto Seshea. Estas declaraciones las brindo el entonces Presidente de la República tras reunirse con los ministros de Transportes y Vivienda, Enrique Cornejo y Juan Sarmiento, respectivamente.

En este reunión también participo Jorge Cuba, viceministro aprista; hoy preso en el penal Ancón I por haber recibido coimas de Odebrecht. En ese momento gozaba de toda la confianza Alan García y Enrique Cornejo.

Las carreteras interoceánicas formaban parte de la iniciativa de Integración Regional Sudamericana (IIRSA) promovida por Perú y Brasil y su ejecución actualmente viene siendo investigada debido a los sobrecostos de la obra. Aquí algunos datos que demuestran de que manera se atentó contra los fondos del estado, se firmó 22 adendas para los tramos 2,3 y 4 de la carretera y la misma obra que empezó con un presupuesto estimado 800 millones de dólares en el 2015 su presupuesto bordeaba los dos mil millones de dólares. El costo adicional de la obra es 1 200 millones de dólares.

Para seguir reseñando, el tramo 2 y 3 de la obra fue construido por el consorcio Conirsa integrado por Norberto Odebrecht S.A., Graña y Montero y JJ Camet e Ingenieros Civiles y Contratistas. El tramo 4 estuvo a cargo del Consorcio Intersur compuesto por Andrade Gutierrez, Construcoes e Camargo Correa S.A. y Constructora Queiroz Galvao S.A.

La carretera IIRSA Norte se hizo en 6 tramos, y también estuvo a cargo de brasileñas Odebrecht, Andrade Gutierrez y Graña y Montero y también existes serias evidencias de corrupción. Todo esto ocurrio durante los gobiernos de Alejandro Toledo y Alan García.

La tercera carretera interoceánica no llegó a concretarse sin embargo habría que preguntarnos ¿Que empresa habría ejecutado este millonario proyecto? Si usted cree que Odebrecht, OAS, Camargo Correa, Queiroz Galvao o Graña y Montero podrían haber sido las beneficiadas, existen argumentos de sobra para sospecharlo.

 

Dejar respuesta