El  expresidente del Comité de Proinversión en proyectos de infraestructura, Sergio Bravo Orellana reveló finalmente ayer en el Congreso que luego de que la Contraloría enviara el 4 de agosto de 2005 un documento señalando que la constructora Odebrecht tenía un juicio pendiente con el Estado, decidió parar la firma del contrato del proyecto IIRSA Sur (carretera Interoceánica). Sin embargo el Consejo Directivo de dicho ente, integrado por varios ministros, entre ellos el de Economía, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), le pidió que continuara con el proceso de concesión.

En una maratónica sesión de la Comisión Lava Jato, en la que los integrantes del grupo de trabajo lo conminaron a decir la verdad, Bravo Orellana informó que fue convocado, ese día a las 10 am, a Palacio para participar de la firma del contrato, mientras que los otros dos miembros de Proinversión,  Alberto Pascó-Font Quevedo  y Patrick Barclay Ménde– se encontraban en el local institucional comunicándose permanentemente con él.

“Decidimos elevar al Consejo Directivo de Proinversión la presente Acta, sus informes y documentación, a efectos que dicho cuerpo colegiado determine la continuación o suspensión de la suscripción de los contratos de Concesión de los Tramos Viales 2, 3 y 4 del Proyecto Corredor Interoceánico Sur. Perú – Brasil. Luego de unas horas nos ordenaron continuar”, dijo ante la comisión.

Narró que con los informes legales de la Gerencia Legal de Proinversión y del Estudio Monroy, en los que se concluía que no existía impedimento legal alguno  para continuar con la suscripción de los contratos de concesión,  las nuevas declaraciones juradas de los adjudicatarios y las cartas fianza de fiel cumplimiento de las obligaciones de contrato presentadas por estos, se remitió la información al Consejo Directivo, que había reanudado su sesión a las 13:27 horas del día 4 de agosto de 2005 en Palacio de Gobierno.

Los ministros que conformaban el Consejo Directivo eran PPK,  Carlos Ferrero Costa, José Ortíz, Glodomiro Sánchez Mejía, David Lemor y Alfredo Ferrero Diez- Canseco. De acuerdo a la versión de Bravo, fueron ellos quienes dieron la orden de continuar con el proceso.

Durante la sesión, Bravo indicó que el informe de Juan Monroy fue recibido el mismo 4 de agosto en las instalaciones de Proinversión, sin embargo el documento está firmado por él pese a que, según dijo, en ese momento estaba en Palacio de Gobierno.

EXPRESO pudo acceder al documento que fue proporcionado por la legisladora Karina Beteta (FP) y en el que efectivamente se puede apreciar que Bravo es el que recibió el controvertido informe.

En otro momento, Bravo dijo que el 5 de mayo de ese año acudió a Palacio de Gobierno convocado por el entonces presidente Alejandro Toledo, pero cuando llegó “estaba de salida el [entonces] presidente junto a Jorge Barata, [principal directivo de Odebrecht]”, lo cual le pareció “raro” e “inusual”. Si bien dijo que no se acordaba muy bien, añadió que fue a la Casa de Gobierno acompañado de José Ortiz.

Bravo negó haber trabajado para la constructora brasileña Odebrecht, rechazó que se haya reunido con Barata, aunque sí refirió que este lo hacía con los integrantes del Consejo Directivo de Proinversión, entre los cuales mencionó a los entonces ministros de Estado, Pedro Pablo Kuczynski, Carlos Ferrero Costa, David Lemor, Glodomiro Chávez, Alfredo Ferrero y José Ortíz.

[Diario Expreso]

 

Dejar respuesta