Todos los agentes de la Policía Nacional—sin importar jerarquía— deberán presentar una Declaración Jurada consignando sus propiedades e ingresos.

El objetivo de esta nueva disposición es poder identificar posibles desbalances patrimoniales para así detectar si hay corrupción.

La presentación de dicho documento se realizará cada dos años y tendrá como fecha límite el 31 de marzo de cada periodo. Asimismo, el documento se presentará de forma virtual y su carácter es obligatorio.

Si el agente no presenta la Declaración Jurada se considerará una falta administrativa disciplinaria. [Foto: Exitosa]

Dejar respuesta