“No lo estoy negando, tampoco lo estoy afirmando”, “Yo no puedo juzgar a priori, tengo que esperar el resultado de la investigación”, “Debemos respetar el debido proceso”; “No he realizado un análisis personal porque no me compete”. Estos son algunos de los insólitos argumentos que ha utilizado el alcalde de Otuzco, Luis Rodríguez, al ser consultado sobre su posición frente a la escandalosa fiesta que protagonizaron sus funcionarios de confianza, en uno de los ambientes de la municipalidad.

La juerga edil que se realizó en la Municipalidad de Otuzco, tuvo como participantes a Florián Ríos Mantilla, exgerente municipal y actual asesor externo; Óscar Fuentes Silva, gerente de desarrollo económico; Lourdes Gamboa Orbegozo, jefa de imagen institucional; y Yamir Rodríguez Marquina, jefe de logística. Como ya hemos escuchado y pese a las fotografias el alcalde de esta provincia increíblemente sostuvo que esperará los resultados de la investigación interna para pronunciarse.

Este portal difundió imágenes del personal pachanguero tomando licor, bailando y durmiendo en uno de los ambientes del municipio, lo que demuestra que la reunión desembocó en una tremenda juerga.

Pese a la gravedad de la situación el alcalde de Otuzco, al ser consultado por la escandalosa fiesta, ensayó una tácita defensa de sus funcionarios. Las respuestas de la autoridad edil fueron ambiguas al momento de pronunciarse sobre el escenario donde se desarrolló la fiesta y resulta preocupante que un alcalde no pueda reconocer los ambientes de su propia comuna.

“No he realizado un análisis personal porque no me compete”-Luis Rodríguez

Algo así como, me estoy bañando pero no puedo decirte si el agua esta fría porque no lo he analizado. Estoy mirando el cielo pero no puedo decirte si es celeste porque no lo he analizado. Este tipo de respuestas evidentemente no podrán satisfacer la inquietud de los otuzcanos.

La denuncia periodística ha sido recogida por la regidora de la municipalidad de Otuzco, Merly Rodríguez Castro; quien interpuso una denuncia administrativa y ha solicitado la destitución de los gerentes por haber incumplido el código de ética del funcionario público.

Por ahora esta escandalosa situación ha sido pasada por agua tibia con el anuncio de un proceso administrativo. El cual nos deja serias dudas que pueda terminar sancionando a alguno de los implicados.

Dejar respuesta