A pedido del regidor de la Municipalidad de Trujillo, Carlos Fernández; el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado revisó algunos puntos del proceso de contratación de una empresa encargada del recojo de la basura que se impulsa en el Segat.

El documento que resuelve la consulta ha sido firmado por Ivon Montoya Lizarraga, Subdirectora del procesamiento de riesgos del OSCE y presenta serías observaciones.

Existe una incongruencia en la cantidad de compactadoras requeridas al contratista, ya que en los términos de referencia se solicita cinco unidades de 19 metros cúbicos, mientras que en la calificación de equipamiento estratégico se requiere 14 compactadoras, de los cuales el Segat pondrá a disposición 4 unidades de 15 metros cúbicos  y las otras 10 deben tener una capacidad mayor o igual a 18 metros cúbicos.

Ademas la OSCE se pronuncia sobre el termino de referencia que estipula que la contratista  deberá contar con unidades compactadoras que no tengan más de 3 años de antigüedad y sostiene que esto podría servir para  eliminar competidores en el proceso. Es decir limpiar la cancha para una determinada empresa.

“Si bien podría tener por finalidad garantizar la funcionalidad de las compactadoras, cierto es contemplar en el requisito de calificación que el postor cuente con determinadas características para el equipamiento que no redunden en una mejor ejecución del servicio y que solo pueden ser cumplidas por un grupo reducido de postores implicaria: un posible incremento en el costo del servicio, ya que los unicos proveedores que cumplan con dicha característica del equipamiento se encontrarían en la posibilidad de incrementar su precio ofertado o que la entidad contrate la prestación del servicio con una característica particular que no repercute en la satisfacción de la necesidad”. Subdirección de Procesamiento de Riesgos – OSCE

“Este pronunciamiento se ha realizado con las pruebas iniciales de probables irregularidades que nosotros denunciamos, ahora se tienen mayores elementos que demuestran que este proceso es irregular y debe ser anulado” sostuvo el regidor Carlos Fernández.

El dictamen del OSCE también incide en la certificación presupuestal para la contratación de una empresa para el recojo de la basura, el organismo estatal sostiene, basándose en la información colgada por la MPT en la página del Seace, que si hay certificación presupuestal, pero hace la atingencia que todo lo declarado en la convocatoria debe tener certeza, de lo contrario los funcionarios involucrados en el proceso podrían ser denunciados.

Este aspecto resulta clave debido a que los propios integrantes del Comité Especial encargado de sacar adelante el proceso denunciaron que no existía certificación presupuestal. Conforme se muestra el panorama a la gestión de Elidio Espinoza no le quedaría otra opción que declarar la nulidad del proceso.

 

Dejar respuesta