El Segundo Colegiado Penal de la Corte de Justicia de Lambayeque impuso cadena perpetua al sujeto, Alejandro Bravo Fernández (21), al ser hallado responsable de la violación sexual en agravio de su sobrina de iniciales K.V.R. (8).

La sentencia fue lograda por la representante de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Chiclayo, Nelly Chambergo Burgos, tras acreditar en juicio oral la responsabilidad del acusado en el delito con el acta de denuncia formulada por la profesora de la agraviada, el relato de la agraviada en cámara gesell y testimonial de familiares de la víctima.

Los hechos ocurrieron el 25 de julio del 2015 en el domicilio que ambos compartían en el pueblo joven San Martín de Chiclayo, cuando el sujeto, aprovechando la ausencia de la madre de la agraviada, efectuó tocamientos a la niña para luego besarle la boca y someterla a sexo oral.

A la fecha, el sujeto se encuentra prófugo por lo que el juzgado ordenó su ubicación y captura para que cumpla su condena en el establecimiento penitenciario de Chiclayo.

[Foto Portada: La República]

Dejar respuesta