Hace unos días el Sistema Mundial de Información y Alerta de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) emitió la siguiente alerta: “Brotes del virus de la tilapia lacustre (TiLV) amenazan los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria de millones de personas dependientes del cultivo de tilapia”.

Al respecto, en el Perú el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (SANIPES) aclaró que la enfermedad que ocasiona el virus en referencia “no afecta la salud de los consumidores de tilapia”, por lo que, la advertencia de la FAO sobre la amenaza a la seguridad alimentaria está referida “únicamente a una menor disponibilidad del recurso para consumo” como consecuencia de la mortandad de la especie.

Asimismo, refirió que un eventual ingreso del virus de tilapia lacustre al Perú podría ocurrir a través de las ovas o alevines (tilapia viva) procedentes de los países afectados (Colombia, Ecuador, Israel, Egipto y Tailandia).

“Ante ello el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera, como autoridad sanitaria del Perú se mantiene vigilante y viene realizando un plan de monitoreo para descartar la presencia del virus en los centros de producción”, subrayó.

“El SANIPES invoca a los productores de tilapia a nivel nacional a reportar oportunamente a la autoridad sanitaria, en caso de observar una inusual mortandad de la especie en sus centros de producción”, agregó la citada entidad.

Dejar respuesta