El congresista Daniel Salaverry solicitó al alcalde de Trujillo, Elidio Espinoza información sobre la venta realizada por Graña y Montero, esto a raíz de la venta de Graña y Montero Digital.

El legislador fujimorista hace referencia a la cláusula 11.6.1. del contrato donde se estipula “el concesionario no podrá transferir su derecho de concesión ni ceder su posición contractual, directa ni indirectamente, sin la autorización previa y por escrito del concedente”, en este caso la comuna trujillana.

Salaverry Villa ha pedido que se remita la solicitud de Graña y Montero Digital o su empresa subsidiaria Recaudo Trujillo para recibir la autorización de la comuna sobre la cesión de su derecho contractual y la solicitud realizada por la comuna provincial. Finalmente en el documento se pide que de no existir este documento, también se le informe.

De no existir estos documentos el contrato firmado por la MPT Y Recaudo Trujillo podría ser anulado, por incumplimiento de las clausulas. En tanto el alcalde provincial insiste que la ejecución de este proyecto es para beneficio ciudadano y que existen intereses personales.

Pese a lo manifestado por el alcalde en los últimos días, el proyecto del recaudo electrónico tiene serios obstáculos que atravesar por las presuntas irregularidades que se estarían ejecutando para su implementación.

Macronorte.pe pudo acceder a este oficio enviado por la Contraloría General de la República a la Municipalidad, donde informa que este proyecto edil será sometido a una acción de control.

Según el documento, Jorge Quezada Varas, Fernando Matienzo Castillo y Elva Caro Sánchez forman parte del equipo auditor asignado por la Contraloría.

Dejar respuesta