La secretaria Anticorrupción del Gobierno Regional de Piura realizó una inspección al establecimiento de salud Sana Julia I- 4 y comprobó el malestar generalizado de los pacientes por la demora y mala atención que sufren.

El funcionario regional, Jaime Távara, indicó que en el establecimiento de salud no se encontró a la jefa de persona por encontrarse en capacitación, según se pudo apreciar de papeleta de permiso.

En el momento de la visita inopinada, de los ocho profesionales de la salud, seis son nombrados y dos contratados y dos contratados bajo modalidad CAS, según manifestación del jefe, éstos habían salido a la Dirección Regional de Salud y al no encontrarse el jefe inmediato, fueron autorizados por el médico de turno.

“Las condiciones del local de salud es realmente penoso y no presta las garantías adecuadas para el desarrollo de la actividad de salud”, concluyó Távara, quien finalizó asegurando que alcanzará informe inmediato tanto a la Diresa como al gobernador regional.

También se reportó falta de coordinación y pugna que existe al interior de la institución por el hecho de que el jefe del establecimiento no viene realizando las gestiones del caso y según manifestación de los pacientes no acude a su centro de labores.

Dejar respuesta