Apoyados por la tecnología, el Instituto Geofísico del Perú (IGP), determinó los posibles escenarios en donde ocurrirían terremotos. Las investigaciones recogen a diario información que analiza el grado del sismo y dónde ocurrió; la red geodésica, que estudia las placas de la tierra y acelermétrica, que analiza los suelos y estructuras.

“Hemos estudiado 35 zonas urbanas de alto riesgo sísmico, conocemos las características de los sismos y sabemos que en la Costa centro del Perú, al norte en Chiclayo y al sur en Moquegua y Tacna se producirán sismos de gran magnitud pues se concentra energía de fallas geológicas que no se mueven hace años”, explicó el director de IGP, Hernando Tavera Huarache.

El estudio fue realizado por el Sistema Nacional de Monitoreo Sísmico Acelerométrico, que está encargado del Instituto Geofísico del Perú (IGP). Para ello, se instaló 40 estaciones satelitales (y otras 12 que utilizan Internet), distribuidas a nivel nacional y así se logró crear un mapa sísmico y determinar las características de sismicidad en el país.

Se conoce que en el Perú ocurren al año entre 400 y 500 sismos percibidos por la población. En total, se registran 1095 y 1460 entre percibidos y no percibidos.

Dejar respuesta