El Departamento contra la corrupción de la Policía Nacional ha emitido un informe demoledor sobre la adquisición de las 4 compactadoras por parte de la Municipalidad Provincial de Trujillo. Y esto seguramente, pondrá a más de uno a rezar.

De acuerdo al Oficio 793 – 2017 enviado hace algunos días al fiscal Víctor Bazán Alagón, de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de La Libertad, se concluyó que en el proceso de licitación para la adquisición de las cuatro compactadoras llevada a cabo por el Municipio de Trujillo, a través de un Comité, conformado por Salomón E. Chanduvi; Gastón Alvarado y Mecánico Freddy Ruiz Castro, se concertó previamente y se favoreció con el otorgamiento de la buena pro a la empresa Sigma Equipment del Perú SAC.

Además las pericias policiales lograron determinar que se cambió la última hoja del informe del Segat sobre las características de las compactadoras a adquirir (o sea de los términos de referencia). La hoja de reemplazo que fue incluida en el informe se ajustó a las especificaciones técnicas de los camiones que ofrecía la empresa Sigma Equipmet del Perú SAC.
Termina por confirmar que este proceso de licitación huele peor, que las calles de Trujillo, el hecho de que se haya confirmado que la firma atribuida al denunciado Freddy Ruiz Castro, en el Acta de Evaluación, Calificación y Otorgamiento de la Buena Pro, no sea suya.
Esta información fue publicada en la de página de facebook “Yaratuface” y en ella se consigna extractos importantísimos del informe policial.
Los involucrados en este grave caso son investigados por los delitos de Colusión y Negociación Incompatible o Aprovechamiento Indebido del cargo, en agravio del Estado. Entre ellos se encuentran Salomón E. Chanduvi; Gastón Alvarado y el mecánico Freddy Ruiz Castro y la investigación fiscal podría ampliarse hasta llegar al gerente municipal Ismael Iglesias y al propio Elidio Espinoza.  

Dejar respuesta