La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) alertó que el monto investigado de lavado de activos por corrupción se duplicó en el último año. Según el intendente de Análisis Operativo de esta institución, Daniel Linares, entre junio 2016 y mayo de 2017, el dinero investigado incrementó en un 125 por ciento.

El dinero supuestamente investigado proviene de la corrupción de funcionarios y enriquecimiento ilícito, el cual asciende a 405 millones de dólares, cifra más alto que los montos derivados del tráfico ilícito de drogas y la minera ilegal.

Como dato importante, son 4 mil 312 operaciones sospechosas de lavado las que se registran de enero a mayo de 2017. El 40 por ciento del dinero corrupción se retira en efectivo con el cual se pagaría coimas y se destinaría a empresas offshore en paraísos fiscales.

También el informe da cuenta que el dinero que regresa al país proveniente de la corrupción se hace con empresas que fungen de consultoras y en las que participan allegados y familiares de los funcionarios corruptos.

Dejar respuesta