La ejecución del contrato de concesión del Sistema de Recaudación Electrónica del Transporte de Trujillo presenta 4 graves irregularidades, que fueron detectadas por la Contraloría General de la República sede de La Libertad.

El informe de acción simultanea emitido por el organismo fiscalizador puntualiza lo siguiente:

  • Los contratos de adhesión suscritos no contemplan los lineamientos establecidos en el Contrato de Concesión.
  • La renovación de carta fianza de validez, vigencia y seriedad de oferta al margen de la normativa.
  • El cumplimiento de los requisitos requeridos para la suscripción del contrato de concesión se realizaron durante la ejecución contractual, en contravención a lo prescrito por la normativa de la materia y el contrato de concesión
  • El retraso en el avance de la etapa de las condiciones precedentes, relacionadas a la declaración de impacto ambiental y en la disposición de los ambientes para la implementación del Centro de Control de Flota.

Todas estas irregularidades “ponen en riesgo el logro de los objetivos en relación a la implementación y ejecución de dicho contrato” indica el informe de la Contraloría.

En la renovación de la carta fianza N.° 010446877-004 del 29 de septiembre de 2015 por 5 millones 628 mil soles, la Contraloría advirtió que esta se produjo 7 días después del vencimiento de la carta fianza que la antecedia, es decir una semana la entidad no contó con esta garantía.

En cuanto a los gastos que hizo Transporte Metropolitano de Trujillo en la evaluación de esta iniciativa privada y que debieron ser reembolsados por GMD, este pago por más de 100 mil soles, no se hizo a tiempo.

A la fecha se tiene un 44,67% de unidades adheridas al Recaudo Electrónico, estando pendiente 5,33% para llegar a la cantidad mínima requerida, esta es otra de las observaciones fundamentales de la Contraloría, se ha advertido claramente en el informe que los dueños de algunas unidades no han precisado si están de acuerdo en sus unidades los equipos de recaudo.

En los contratos firmados no se precisan si los operadores tienen conocimiento del contrato de concesión entre la MPT y Graña y Montero Digital, tampoco se establece la capacitación para asegurar la correcta manipulación de los equipos.

“eso confirma nuestra denuncia de que esto es una estafa, los transportistas han sido  engañados por TMT y por GMD”, sostuvo el regidor Carlos Fernández Verde.

Foto: Diario Correo

Finalmente Contraloría indica que se debe “hacer de conocimiento al titular de la entidad, en este caso la municipalidad de Trujillo, los riesgos identificados como resultado de la acción simultanea con la finalidad de que implemente las medidas preventivas pertinentes que mitiguen o superen los riesgos”. 

 

1 Comentario

Dejar respuesta