Han pasado más de cinco meses desde que colapsó el puente Tablazos en el distrito de Chongoyape (Lambayeque) a consecuencia de la crecida del río por las lluvias.

A pesar de que el gobierno envió un puente Bailey, hasta el momento este no ha sido instalado y los pobladores siguen aislados y deben cruzar el río con sus pequeños hijos para llevarlos al colegio o para comprar sus productos.

El Gerente regional de Transportes, César Zeña, lamentó esta situación y aclaró que ya se han realizado los trabajos de encauzamiento de las aguas, sin embargo hasta el momento PROVIAS-Descentralizado no ha cumplido con la colocación de la estructura de comunicación, que perjudica a más de 2 mil familias de diez caseríos.

“De qué sirve que haya llegado el puente, sino lo han instalado, lo mismo que nada. Voy a viajar a Lima para revisar que está pasando porque la población sigue cruzando el río y sigue prácticamente aislada”, reclamó.

Recordó que pese a que solicitaron seis puentes al gobierno central, solo fue enviado el puente Bailey para tablazos, pero hasta el momento ni siquiera este ha podido ser colocado.

Enfatizó que se podría tratar de un proceso de licitación para colocar estructuras, pilotes, etc, es decir trámites burocráticos que no han permitido agilizar las obras.

Dejar respuesta