El vicepresidente y ex ministro de Transportes Martín Vizcarra está a punto de ser investigado en la Fiscalía por el caso Chinchero. El despacho del fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, le ha pedido su descargo por los cuestionamientos a la adenda del contrato del aeropuerto, que es la última etapa de una indagatoria, previa a iniciar una investigación formal en la Fiscalía.

Según una fuente de esta entidad, “con los elementos acoplados se concluye que esto debe ser investigado formalmente para buscar pruebas de probable delito, pero falta el descargo de Vizcarra“.

Con su descargo, que debe presentar en un informe, y los otros elementos ya recogidos, la Fiscalía decidiría si abre investigación preliminar o no, primera fase de un proceso con carpeta fiscal.

La Fiscalía inició la indagatoria luego de que el procurador anticorrupción Amado Enco denunció a Vizcarra por presunta colusión, en marzo.

El área de enriquecimiento ilícito del despacho del fiscal de la Nación estaría a cargo.

Vizcarra renunció al Ministerio de Transportes a fines de mayo último, poco antes de que la Contraloría, entonces a cargo de Edgar Alarcón, presente los resultados de su auditoría a la adenda de Chinchero desfavorable al gobierno. En este informe, la Contraloría asegura que la adenda tuvo irregularidades y recomendó denunciar penalmente a varios funcionarios, entre ellos a la entonces viceministra de Transportes, Fiorella Molinelli, hoy ministra de Desarrollo e Inclusión Social. [La República]

Dejar respuesta