Luis Espinoza Tarazona*

El que lucha contra nosotros nos refuerza los nervios y perfecciona nuestra habilidad.

Edmund Burke

 

La situación que hoy venimos atravesando los maestros del país es muy compleja, con un presupuesto de 3,7% del PBI que destina el gobierno, cuando por recomendación de la UNESCO se debe destinar el 6% del PBI, que permitiría tener escuelas con mejor infraestructura, con desayunos y almuerzos escolares para todos nuestros estudiantes, con atenciones de salud integral a los estudiantes que se debe promover desde la misma escuela con presencia de profesionales de la salud y desarrollar un trabajo interdisciplinario para garantizar una buena educación.

Los maestros peruanos tenemos el sueldo más bajo del continente a la par que tenemos el presupuesto más bajo para educación, el Estado no capacita de manera permanente al magisterio que a nuestro entender son los profesionales que más capacitados y capacitaciones debemos tener, en estos últimos años se viene desarrollando con mayor agresividad programas diversos, como PELA, Soporte Pedagógico, Fortalecimiento, Semáforo escuela, entre otros, si bien es su intención mejorar la calidad de la educación, por la forma como se viene aplicando no cumplen dicho fin, más por el contrario se han constituido en programas que vienen generando factores totalmente estresores y de acoso laboral para los docentes.

En la actualidad el docente en las mañanas tiene que asistir a su centro de labores e inmediatamente después a seguir un programa de capacitación con los acompañantes, las visitas de monitoreo de aula concluyen en horarios fuera de la jornada del docente ello genera retención del docente en su IIEE por dos o tres horas más, a ello sumemos los procesos de monitoreo a nivel de IIEE, de la UGEL y las DRE, el docente ya no tiene tiempo necesario para preparar materiales, revisar cuadernos, elaborar evaluaciones, elaborar sesiones diarias, interfiriendo además su vida familiar.

A pesar del tiempo y su salud los docentes cumplen con sus responsabilidades por amor a su profesión y la razón de ser nuestro que son nuestros estudiantes. Razones de sobra que hacen que los docentes se encuentren en una situación de sobre carga laboral, con altos niveles de estrés negativo que en muchos casos vienen desencadenando enfermedades físicas que requiere hoy que el docente permanezca más tiempo en los centros asistenciales de salud y no en sus aulas juntos a sus estudiantes en un clima positivo y de aprendizajes significativos.

Lo descrito pinta un panorama de descontento del  docente frente al Estado neoliberal y sus implementadores, los gobiernos de turno, una reforma neoliberal que cada vez más empuja al magisterio a una situación de pauperización económica y profesional, por ello hoy tenemos a miles de maestros en la calle protestando por la reinvindicación del magisterio, situación que lamentablemente viene también generando entornos no vistos anteriormente; por ejemplo, huelgas diferentes, por sus fechas de inicio, sus plataformas y sus conducciones, una huelga que se inició en la región Cusco el 15 de junio, posteriormente dos huelgas una que se inicia el 12 de julio, otra huelga que se inicia el 14 de julio en ambos casos con la predica de solidaridad con la lucha de los maestros cusqueños, pero que en el camino empezaron a trabajar su propia plataforma de lucha y sus propios intereses, demostrando un claro oportunismo y descuidando lo que debe ser una real lucha a favor de los maestros y la educación del país.

Ahora tenemos una cuarta huelga que se ha iniciado en la semana que pasó impulsado por un variopinto grupo de ex dirigentes, algunos seudo dirigentes y maestros que en los últimos tiempos estuvieron de funcionarios de UGELs, de amarillos en las más recientes huelgas y acciones de lucha. Las  cuatro huelgas tiene algo en común, su lucha contra el CEN del SUTEP y sus dirigentes, hacen uso de un lenguaje que siempre caracterizo a los enemigos del SUTEP, la mentira y el odio como características de su accionar.

Sumado a ello la difamación y la acusación de equis cosas sin pruebas, ratificando su impotencia que los tienen postergado durante 45 años en su afán de tomar la conducción del sindicato más importante del país.

A la fecha los maestros del Cusco retornan a sus aula a trabajar con sus estudiantes luego de 2 meses de huelga, después que en Lima su representante firmara un acta con el Ministerio de educación, acta que ratifica lo que ya se había firmado el día 14 de julio entre el CEN del SUTEP y el MINEDU, que a su vez fue ratificado por la PCM y los gobiernos regionales el 03 de agosto, Ernesto Meza Tica dirigente del Cusco fue recibido por sus bases que acatan los acuerdos; pero, el hasta entonces socio en la huelga Pedro Castillo Terrones, hoy lo llama traidor. Hecho que demuestra que en estas huelgas lamentablemente no ha sido posible lograr la UNIDAD, unidad que es lo que reclaman los maestros de base, unidad que permita conquistar nuestras reinvindicaciones más postergadas y nuestro reconocimiento social.

(*) Secretario general de Asuntos Pedagógicos del Sutep 

Dejar respuesta