El Servicio Nacional de Aduanas de Chile devolvió ayer al Perú un total de 708 piezas patrimoniales precolombinas, que habían sido incautadas en distintos controles de los pasos aduaneros que existen en la frontera entre ambos países.

Esta es la mayor restitución de obras que se registra entre ambas naciones desde el Convenio de 1978, que considera fósiles de amonites, moluscos y cefalópodos, dientes de tiburón prehistórico, cerámica precolombina en forma de botellas y cántaros.

También vasijas, ollas y vasos de distintos tamaños y formas, collares y aros de plata con oro de la cultura Moche, textiles en presentaciones de ajuares, mantas y también como muñecas de la cultura de Chancay.

Los artículos fueron incautados por fiscalizadores aduaneros en distintos controles de la región de Arica y Parinacota, especialmente en Chacalluta, en el extremo norte de Chile, según un comunicado oficial.

La ceremonia estuvo encabezada por el director nacional de Aduanas, Claudio Sepúlveda Valenzuela, entre otras autoridades, quienes oficializaron mediante un acta la entrega de las piezas patrimoniales al embajador del , Jorge Valdez Carrillo, y al director general de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú, Javier León Olavarría.

Sepúlveda explicó que el servicio fiscaliza y facilita las operaciones del comercio exterior mediante diversas estrategias de control, y una de esas acciones apunta a la protección de bienes patrimoniales tanto chilenos como extranjeros.

Sostuvo que estas medidas forman parte del efectivo trabajo que desarrolla la Aduana en Arica, en conjunto con la Subdirección de Fiscalización, en el marco del Plan Integrado de Fiscalización Patrimonial, que incluye, además de una constante preparación de los fiscalizadores en temas arqueológicos y culturales, la coordinación con los países vecinos y servicios públicos.

Entre las piezas más llamativas figura un vaso ritual inca de color dorado y con piedras preciosas, así como también la imagen de un guerrero de bronce Moche, cuyas mitades están soldadas y poseen incrustaciones de madreperla, espóndilus, turquesas y lapislázuli, además de un baño de oro y plata.

[Fuente: Internet]

Dejar respuesta