El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, señaló que no hay ninguna protección ni encubrimiento en las investigaciones que se le siguen a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, así como al expresidente Alan García.

“Nadie tiene corona en el trabajo de investigación fiscal. Nosotros no pensamos políticamente. Si un político está investigado en algún tema se le va a investigar igual así luego nos critiquen, nos denuncien o nos acusen, porque en este tipo de investigaciones lo más probable es que cuando se toque a alguien sensible se nos denuncie, se nos acuse y se cuestione nuestro trabajo”, dijo Pablo Sánchez.

El titular del Ministerio Público indicó que si el equipo de fiscales que viajó a Brasil para interrogar al empresario, Marcelo Odebrecht, no insistió en preguntar por la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, fue porque dadas las normas internacionales de colaboración, están impedidos de realizar interrogantes distintas al caso del expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia.

“Yo puedo decir que ahí se ha actuado de manera debida. No ha habido ninguna forma de protección como se pretendió decir en un momento ni encubrimiento. Los fiscales han seguido por las normas que rigen estas entrevistas, pero no ha habido ninguna mala intención de nadie”, añadió.

El Fiscal de la Nación, respecto al expresidente Alan García, dijo que en el Ministerio Público no existen personas con afiliación política.

“Se entiende que no hay personas con filiación política afín, pero que pueden tener un acercamiento, sí es posible como en todo lugar, pero yo le puedo asegurar que no hay ninguna protección política de nadie ni de uno ni de otro ni de terceras personas políticas ni conocidas políticamente”, expresó Pablo Sánchez.

Dejar respuesta