Quizás era el partido más importante de la eliminatoria, por la historia ya conocida donde ya Perú había eliminado a Argentina. En esta oportunidad se hizo de todo, cambio de escenario, pocas entradas para los peruanos, pero ante la adversidad de todo ello se salió adelante, desde el recibimiento nunca antes vista de una selección visitante hasta entrega de cada jugador en el terreno de juego.

Argentina necesitaba ganar sí o sí para no tener que ir a buscar la repesca en la difícil Quito, Perú necesitaba hacer su negocio, el empate no le venía mal, siempre y cuando Colombia hubiese ganado de local, pero las cosas se invirtieron, Colombia de local perdió y viene a jugar su clasificación a Lima, si bien es cierto tendremos lleno el Nacional, tenemos de regreso a Cueva, Hurtado, Ramos y el factor importante es que cargamos la ilusión de más de 30 millones de peruanos de ver jugar a nuestra selección.

Sampaoli a última hora cambio su sistema táctico, jugo con cuatro en el fondo incluyendo a Mascherano, hizo debutar al “Papu” Gómez y apostó por Benedetto para que sea la opción de gol que le faltaba a la selección albiceleste.

Se habló mucho de la presión de La Bombonera, pero los 11 guerreros que salieron hoy al gramado demostraron que están hechos para soportar quizás una presión mas grande como la de un estadio en Rusia con tres veces más gente que la de hoy en La Bombonera, siempre hablamos de méritos en nuestra selección y el principal artífice de esta hazaña hasta el momento es la de Ricardo Gareca, hizo debutar a jugadores jóvenes como Santamaría y Cartagena, le dio la confianza a “Orejas” y Polo, hoy sorprendió a propios y extraños mandando a Sergio Peña desde el vamos y el jugador del Granada de España respondió a todo, en líneas generales Perú jugó un partidazo, no se amilanó ante el mejor jugador del mundo, Pedro Gallese recuperado de su lesión se convirtió en el héroe de la jornada, sacó de todo y le tapó la boca a quienes dijeron en Argentina que era un arquero de medio pelo.

Desde el inicio, Argentina se hizo cargo de la presión y dominó. Bien abierto por las bandas, se mostraron muy activos Acuña y Gómez en la izquierda

A los 13 minutos del primer tiempo, Argentina tuvo una chance clara, tras un córner desde la izquierda, Di María sorprendió y jugó para Messi, su remate del astro argentino era una chance concreta de gol, pero la pelota dio en un defensor peruano.

Cuando Argentina necesitaba tener el balón para organizar, Messi siempre se recogía a la mitad de la cancha para buscar la pelota, cada vez que el balón llegaba a los pies de la pulga siempre aparecía rodeado por Tapia y Yotún, esa presión le imposibilitaba toda opción de pase limpio a Messi.

A los 34 minutos, Jeffersón Farfán apareció a espaldas de Otamendi, apareció en posición de nueve como lo hace en Rusia y, frente a frente con Romero, remató desviado, fue la más clara para la selección nacional en el primer tiempo.

Argentina de la mano de Messi empezó a crecer, los remates de Messi y las asistencias que dio a sus compañeros se vio agotado al término del primer tiempo, antes de irse al descanso, Benedetto tuvo la más clara tras recibir un centro perfecto de Messi, este no logra cabecear bien y su remate paso por encima del travesaño.

Los 45 minutos finales Argentina salió con todo en busca del triunfo, sabían que Chile ganaba y el empate no servía de mucho, a los treinta segundos de iniciado los segundos cuarenta cinco, el palo salvo a Perú, Mascherano dió para Messi, que bajó la pelota para Benedetto, cuyo tiro dio en el pecho del arquero Pedro Gallese dejando rebote para que el 10 argentino rematara al arco y la gordita chocará en el palo. En la siguiente jugada, Lucas Biglia sacó el remate y el arquero peruano, en una intervención felina estiró su mano derecha y la descolgó del ángulo.

La figura del arquero nacional crecía en cada intervención, ni las pifias ni los remates de Messi asustaban al 1 de la selección, al minuto 16, otra vez Messi hizo una gran jugada individual y habilitó al ingresado Rigoni y este no pudo definir cómodo, Gago había entrado y cinco minutos más tarde salía lesionado, la cara del hombrecito y los pasos que daba lo decían todo.

Desordenada y en busca del gol que le diera la tranquilidad, la Selección Argentina le dio espacios a Perú, que se animó a buscar el gol, con buen juego, con buen toque y con los ingresos de Cartagena, Aquino y Polo le dieron más solides al equipo peruano Peruano que siempre busco el contragolpe y alguna pelota para que Paolo Guerrero pudiera anota, pero al frente siempre tuvo a los recios defensores Otamendi y Mascherano, que cada jugada divida siempre salieron a cortarlo. En los minutos finales, Messi tuvo un tiro libre que neutralizó la altura de los peruanos, mientras que Guerrero tuvo en sus pies la última oportunidad de romper el cero en un tiro libre que la puso en el ángulo y que “chiquito” Romero respondió bien.

Todos ya sabían que Paraguay había logrado ganarle a Colombia por eso ahora Perú solo depende de si mismo para el boleto a Rusia.

Este martes se recibe a Colombia que viene a ganar con James, Falcao, Baca, Ospina, Cuadrado y compañía, el único resultado que no puede dar esa alegría después de 36 años es ganar si o si, el resto no importa, Argentina jugará con un Ecuador ya eliminado, Chile jugará en Brasil frente al Scratch ya un poco relajado y Paraguay recibe en Asunción a la vinotinto, cualquiera que fuera el resultado del resto de selecciones, nos importa ganar, ganar y ganar, no solo jugaran los 11, jugarán los 30 millones de peruanos y en este mes morado hasta el Señor de los Milagros nos ayudará porque lo que se ha vivido en esta eliminatoria ha sido para sufrir y merecemos como peruanos en la última fecha reír, llorar y decir si se pudo.

Dejar respuesta