El exjefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Farid Matuk, dijo que las preguntas que usarán este domingo para el censo son ‘ociosas’ y tienen una metodología ‘arcaica’.

“Las preguntas de mayor disputa (en la opinión pública) son las de etnicidad y de religión. Con respecto a la etnicidad, creo que un primer problema es tener opciones únicas en lugar de tener opciones múltiples”, declaró.

Por ejemplo, sostuvo, las personas que son nikkei (descendencia japonesa) no podrían optar por poner mestizo, debido a que ese concepto corresponde a la mezcla entre europeos y americanos.

“La manera que recomienda las Naciones Unidas es haciendo referencia al continente de origen, y así pueden ser asiáticos, africanos, europeo o americano, esa es la recomendación”, detalló a Gestión.

“Siguiendo esa división entonces el ex presidente Fujimori tendría 100% ancestros asiáticos, el presidente Kuczynski sería de ancestros 100% europeos, el ex presidente Toledo sería 100% de ancestros americanos, mientras que Alan García y Ollanta Humala sería mestizos con descendencia americana y europea, pero eso (en la cédula) no hay”, enfatizó.

En el caso de las preguntas sobre religión, Matuk recordó que en el censo de 2005 se siguió la recomendación de la ONU y se colocó la opción “me reservo opinión”, ya que se trata un tema controversial para el censo de este año.

También dice que hay preguntas en las que se repite información que ya posee el Estado, por ejemplo el grado de estudio, cuya información la tiene el Ministerio de Educación.

“Entonces requerir esa información (en el censo) muestra una redundancia porque eso ya está en las computadoras del Estado”, precisó.

“Hay un conjunto de preguntas que son ociosas, como lo de luz, agua y desagüe que es ocioso porque para las ciudades grandes eso ya está y figura en una computadora”, puntualizó.

Foto: Facebook Valery Bazán.

Dejar respuesta