El gerente de Trujillo Recaudo SAC, José Gálvez, reveló que el contrato para la implementación del recaudo electrónico en la ciudad, fue suspendido de mutuo acuerdo con la municipalidad provincial el pasado 6 de octubre, a pocos días de que venza el plazo para la implementación de las condiciones precedentes de la concesión.

“Existe en estos momentos una suspensión de contrato, que se produce a partir del 6 de octubre y es básicamente por una diferencia de opiniones contractuales entre la municipalidad y nosotros a raíz de la adsorción de las acciones de Graña y Montero por otra empresa”, sostuvo.

El funcionario de Recaudo Trujillo SAC sostuvo que será el componedor amigable, es decir un tercero, quien opine legalmente sobre la fusión del Recaudo Trujillo con inversiones Palo Alto II, hay que recordar que en junio de este año Graña y Montero Digital vendió sus acciones en varios proyectos, incluido las del recaudo.

En las declaraciones que brindó al programa Hoy Noticias de Tv Cosmos, el funcionario sostuvo que aún no reciben por parte de la municipalidad de Trujillo, el espacio físico donde funcionará el Centro de Control de Flota para el recaudo electrónico, sin embargo esto parece contradecirse con el acta que Gálvez Ponciano firmó el 01 de setiembre de este año, en el que deja constancia que si se le había entregado el espacio físico.

Este embrollo ocasionado por las versiones del gerente, primero en modo setiembre y luego en octubre, no ha pasado desapercibido para el regidor Carlos Fernández, quien habló de la aparente informalidad con la que se quiere implementar el Sistema Único de Recaudo Electrónico de Trujillo.

“Es una patraña más” sostuvo Fernández Verde respecto a la suspesión del contrato del Recaudo Electrónico y con esto incrementa los cuestionamientos que giran en torno a la iniciativa privada.

Documento delator.

Dejar respuesta