El museo Tumbas Reales de Sipán tuvo la visita del príncipe de Bélgica Pierre d’Arenberg, quien llegó acompañado de una delegación de invitados especiales hasta las instalaciones de este recinto cultural ubicada en la ciudad de Lambayeque.

Se conoció que el ilustre visitante llegó a Chiclayo vía vuelo privado para dirigirse al museo de sitio de Huaca Rajada, lugar del descubrimiento, y posteriormente movilizarse hasta la Ciudad Evocadora.

Al llegar al museo Tumbas Reales, el Príncipe de Bélgica y su comitiva fue recibida por el director y descubridor de la tumba del monarca moche, Walter Alva Alva, quien acompaño a los visitantes durante su recorrido por los tres niveles donde se exhiben los restos del Señor de Sipán y más de mil novecientas piezas.

Durante la exposición, el príncipe Pierre d’Arenberg se mostró asombrado por la magnífica presentación de las joyas, emblemas, tocados y  ornamentas de rango y mando del Señor de Sipán, resaltando la labor de los orfebres mochicas, quienes dejaron plasmado en sus piezas de oro, plata y cobre su gran legado cultural.

Al culminar su visita, el Príncipe de Bélgica escribió en el libro de visitantes ilustres del museo: “Una extraordinaria presentación para un descubrimiento incomparable, por un hombre intachable por su descubrimiento que fue dado a conocer por el doctor Walter Alva. Gracias por habernos hecho participe de un glorioso pasado de un país único.”

Finalmente mencionó que llegó a Lambayeque con el único propósito de conocer el mayor descubrimiento del siglo XX, que es igual de famoso en Europa después del Machu Picchu, en Cuzco.

[Texto copiado de La República]

Dejar respuesta