Según “Globoesporte” de Brasil, el resultado de la prueba “B” de la muestra de orina de Paolo Guerrero arrojó de nuevo la sustancia a benzoilecgonina, principal metabolito de la cocaína.

Este resultado obliga a que la suspensión de 30 días, como medida de sanción de la FIFA se mantenga. El organismo rector del futbol mundial anunció que el primer juicio sobre este caso se realizará el 30 de noviembre en Zúrich.

El capitán peruano no podrá disputar el duelo de vuelta ante Nueva Zelanda por el reprechaje y permanecerá inhabilitado para jugar con el Flamengo durante lo que queda del año.

La Comisión de disciplina de la FIFA ya ha recibido el descargo del jugador en el que asegura que la presencia de la sustancia ilegal ingreso a su organismo a través de un mate de té contaminado con residuos de hoja de coca.

Dejar respuesta