Los escándalos no dejan de hacerse presente en este ensuciado torneo de segunda profesional. El director técnico del Deportivo Hualgayoc, José Soto, manifestó que previo al duelo ante los poetas, sus dirigidos recibieron llamadas extrañas para que se dejaran ganar, la denuncia del exjugador de Alianza Lima no va acompañada de ningún prueba objetiva que pueda darle credibilidad a tremenda acusación.

En concreto lo que ha dicho José Soto, es que sus dirigidos recibieron llamadas extrañas en donde indicaban que podían ganar mayor dinero si salían a perder en el último partido que era frente a la Universidad César Vallejo.

“Acá hay problemas de pago. Y nos llamaron diciendo ‘no te van a pagar, con lo que te vamos a dar tienes dos meses para que pases una buena Navidad’. No sabíamos quién nos llamaba, pero fuimos muy sanos y no grabamos nada. Pero gracias a Dios jugamos un compromiso bárbaro. Celebramos como si fuéramos campeones, los campeones de la dignidad”, sostuvo el técnico.

A través de un comunicado la Universidad César Vallejo sostuvo que “es evidente que la única intención de las referidas llamadas ha sido pretender atribuir a la UCV una conducta indebida”.

“Este comportamiento no es más que la muestra evidente y palpable de la desesperación con la que actúan quienes han pretendido con estas falsas denuncias generarnos un daño deportivo”, detalla el documento.

Como se recuerda, las primeras acusaciones de sobornos que involucran a la UCV llegaron a inicios de noviembre, cuando se difundieron audios en donde Fischer Guevara y Lee Andonaire convencían a sus compañeros para que se dejaran ganar ante Universidad César Vallejo por un monto de 50 mil soles.

En el caso de la denuncia de José Soto, el técnico de Hualgayoc sostuvo que las llamadas no fueron grabadas.

El torneo de Segunda División se definirá precisamente entre Universidad César Vallejo y Sport Boys. Ambos igualados en la punta del torneo. Por el lado de la UCV han decidido que se juegue en Tacna o Cusco y de parte del conjunto rosado estarían pensando jugar en Huaraz, aunque en la ADFP-SD, ha manifestado que no se programará este encuentro hasta que la Comisión de Justicia no emita un fallo final en relación a este lamentable asunto.

En el caso de la Vallejo pueden pasar dos cosas, o el equipo de Trujillo ha jugado sucio durante todo el torneo o algún equipo afectado por la posibilidad de subir a primera ha montado una bien coordinada campaña de desprestigio para sacar de carrera a los poetas. En cualquiera de los dos casos la segunda división del fútbol peruano apesta.

José Soto denunció extrañas llamadas a sus jugadores. El técnico de escasa trayectoria no presentó ninguna prueba.

Dejar respuesta