La decisión de Chile de devolver 720 libros que fueron robados por sus tropas durante la ocupación de Lima en la Guerra del Pacífico ha generado la reacción inmediata del presidente boliviano, Evo Morales, debido a que su país mantiene una controversia jurídica por acceso al mar con el país del sur.

Hace cuatro años Bolivia demandó a Chile ante el Tribunal de La Haya para que negocie una salida soberana a las costas del Pacífico, sobre la base de los compromisos que realizó desde 1904. El país altiplanico perdió el su puerto de Antofagasta hace 136 años.

Dejar respuesta