Integrantes del recién formado Frente de Defensa del Taxista de Trujillo (FREDETT) exigieron el aplazamiento de la renovación de la Tarjeta Única de Circulación (TUC) hasta julio del 2018 y que las tarjetas salgan a nombre de los propietarios de los vehículos.

“Lo que vamos a hacer es parar los abusos de las empresas de Taxis, previamente apelaremos al diálogo con las autoridades respectivas y si no somos escuchados, realizaremos un paro masivo”, sostuvo Mario Moreno, presidente de este comité.

Este comité también exige la libre desafiliación de la empresas de taxis y la estandarización de un contrato establecido desde la Municipalidad de Trujillo conjuntamente con el frente de defensa.

“Los abusos indignan a la gente del volante y por eso nos unimos para luchar por nuestros derechos, los contratos de afiliación con las empresas son esclavizantes y a eso nos oponemos”, agregó.

Hasta el momento el Frente de Defensa del Taxista de Trujillo tiene más de 400 afiliados, sin embargo, la cifra podría aumentar en los próximos días.

Los petitorios han sido elevados a la Defensoría del Pueblo, para lograr un pronunciamiento de apoyo a este pliego de reclamos. Los taxistas exigen el pronunciamiento inmediato del alcalde y del gerente municipal de Transportes, José Benítez.

Dejar respuesta