“Yo no le doy lecciones a nadie, pero si me tocara a mí ser presidente en este momento y tuviera que responder por algo, estén seguros que asistiría”, dijo Alan García en una improvisada conferencia antes de ingresar a la Comisión Lava Jato

El expresidente se refirió de esta manera a la negativa de Pedro Pablo Kuczynski a responder los cuestionamientos del grupo de trabajo encabezado por la fujimorsita Rosa Bartra.

“Hoy he venido como corresponde a dar explicación y a responder por mis actos, por mi vida, y por mi gobierno en lo que a mí concierne. Creo que todos tenemos obligación de venir y contribuir con nuestras declaraciones a esclarecer y más adelante a sancionar a los que se hayan vendido”, dijo justificando que todos los funcionarios del Estado deben responder al Congreso.

“La dimensión de este escándalo continental, más de 8 países vienen la misma situación. La dimensión de este escándalo es tan grande que nadie puede escudarse en algún privilegio”, dijo Alan García.

“Hay que darle tranquilidad, seguridad, que la población vuelva a confiar en algunos de sus personeros políticos. Yo sí vendría”, recalcó.

García Pérez volvió a recalcar que otros se vendieron, pero él no. “Hay una dignidad política que no se vende, que tiene principios. Entiendo muy bien que mis adversarios no lo aceptan, que les duele aceptar que haya un presidente que no se vende, que no se pone al servicio de una empresa”, comentó.

[Foto de portada: La República]

Dejar respuesta