El investigador, Yu Yanagisawa, de la Universidad de Tokio, desarrolló un nuevo tipo de vidrio que puede ser reparado solo con presionarlo hacia su forma original cuando este rompe.

“Puedes crear vidrio con sustancias orgánicas, y la resina acrílica es uno de ellos. El vidrio hecho de resina orgánica se está volviendo un material muy popular en lugar del vidrio mineral. En mi proyecto, uso esa clase de vidrio hecho de resina”, explicó el investigador.

Otros científicos han demostrado que existen propiedades similares usando materiales con goma o gel, pero Yanagisawa fue el primer en demostrar del auto reparación.

“Una cicatriz infringida en el cuerpo humano se cura con el tiempo. La meta más grande en este campo es dar ese comportamiento a materiales sintéticos. Eso podría eventualmente permitirnos crear un auto que cuando se daña, se repare solo”, argumentó Yu Yanagisawa.

Este impresionante descubrimiento abre paso a un vidrio de alta duración que podría triplicar la vida útil de productos como ventanas de autos, materiales de construcción, peceras o pantallas de teléfonos.

[Foto de portada: Internet]

Dejar respuesta