La Fiscalía consiguió que se condene a Jesús Virgilio Rubio Paredes a la pena de cadena perpetua en calidad de autor contra el delito de libertad sexual en agravio de la niña de iniciales A.R.M.T., de 8 años, así como el pago de una reparación civil de 10 mil soles a favor de la menor agraviada.

El fiscal Jorge Fernández Urteaga, de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de Sánchez Carrión logró demostrar que Jesús Virgilio Rubio Paredes, tío de la menor, abusó sexualmente de su propia sobrina durante medio de año en la ciudad de Huamachuco, en La Libertad.

Los hechos se remontan al año 2012 cuando Jesús Virgilio Rubio Paredes aprovechaba su autoridad y parentesco con su sobrina para ultrajarla sexualmente. Para lograr su objetivo le daba dinero u obsequiaba muñecas con tal de que se quedará callada y no contara lo sucedido a sus padres o familiares.

Sin embargo, todo se terminó cuando la hermana mayor de la niña agraviada empezó a sospechar de las visitas asiduas de su hermana menor a la vivienda de su tío y tras sacarle información a A.R.M.T. fue a contarle a su padre quién finalmente denunció el hecho.

Finalizadas las investigaciones, la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de Sánchez Carrión, realizó la acusación y fue el Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de Huamachuco quien emitió la condena de cadena perpetua siendo Jesús Virgilio Rubio Paredes internado inmediatamente en el Penal El Milagro de la ciudad de Trujillo.

Violó a niño en Sartimbamba

El otro caso corresponde a Javier Barreno Araujo, quien fue condenado a cadena perpetua por el delito de violación sexual de un menor de edad, en agravio de O. L. C. P. (05 años), y pagará una reparación civil de 3 mil soles para el tratamiento de recuperación del niño, luego que el fiscal Henry Espinoza Urbina, de la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de Sánchez Carrión, expusiera los elementos de convicción del delito, en la sala de audiencias N° 06, del Penal El Milagro de Trujillo.

Los hechos se remontan al 27 de octubre del 2016, entre las 12:00 y 13:00 horas aproximadamente, cuando el menor de iniciales O. L. C. P. se encontraba sólo en la huerta cerca a su domicilio ubicado en el caserío de Llaupuy – Sartimbamba.

De pronto se acercó Javier Barreno para indicarle que lo acompañe; y ante la negativa del menor, este lo cogió y levantó para trasladarlo a un lugar no muy lejano de la huerta donde procedió a cometer el condenable delito.

Dejar respuesta