Los restos humanos más antiguos fueron encontrados en Israel. Con esta evidencia se calcula que los humanos salieron de África unos 50 mil años antes de lo que se pensaba.

Fragmentos de huesos faciales, que incluyen un fragmento de mandíbula y algunos dientes, fueron encontrados en la cueva de Misliya, en Israel. Los restos datan de 174.000 y 188.000 años.

“Misliya es un descubrimiento apasionante”, dijo el coautor del descubrimiento Rolf Quam, profesor de Antropología de la Universidad estadounidense de Binghamton.

“Proporciona la evidencia clara de que nuestros ancestros salieron de África mucho antes de lo que creíamos”, señaló.

Con la ayuda de modelos virtuales en 3D, los científicos pudieron analizar la forma física que tiene Misliya. Con ello, se puede decir que sus características son de un hombre moderno.

“Todos los detalles anatómicos del fósil de Misliya corresponden con la morfología de los humanos modernos, aunque algunos rasgos también se encuentran en el hombre de Neandertal y en otros grupos de humanos arcaicos”, apuntó el profesor Quam.

“Una de las dificultades de las investigaciones ha sido identificar las características anatómicas que solo se encuentran en los humanos modernos y que no dejan ninguna duda sobre la especie a la que pertenece el maxilar y los dientes de Misliya”, explicó.

Cerca del descubrimiento se encontró herramientas de piedra, lo que supone la asociación más temprana de técnica Levalle con fósiles humanos modernos hallados.

Con este hallazgo se abre la posibilidad de cruces entre esas especies y de mezclas genéticas entre diferentes poblaciones.

Dejar respuesta