El regidor de la Municipalidad de Trujillo, Carlos Fernández Verde, instó al Ministerio Público y a la Defensoría del Pueblo a intervenir en la crisis de la limpieza pública que afecta a miles de trujillanos.

Fernández recordó que desde el inicio de la gestión del alcalde Elidio Espinoza, se tuvo serios problemas para manejar el servicio de recojo de basura en la ciudad y hasta el momento no se han tomado medidas para solucionar este mal manejo.

“El problema de la basura no es de ahora, no es de este mes ni de fines de año, viene del inicio de la gestión y poco o nada se ha hecho para de forma contundente exigir que el alcalde y el Segat cumplan con este servicio, que es subvencionado por los ciudadanos de Trujillo”, sostuvo.

Como es de conocimiento público, con frecuencia se han presentado episodios donde las bolsas de desperdicios se amontonaban en las calles, como en junio del 2015 y en diciembre del año pasado. Después de la visita del Papa Francisco, en enero de este año, la situación ha empeorado y en los últimos días se ha llegado a un nivel de crisis.

Para el regidor, ante este escenario preocupante la intervención del Ministerio Público tuvo que darse desde hace varios semanas atrás y de oficio.

“Esta entidad no esta haciendo nada, está en un mutis que prácticamente la convierte en cómplice de todo lo que sucede en Trujillo”, argumentó.

“Aquí hay responsables directos, el alcalde como titular del pliego y el gerente del Segat designado por el mismo Elidio”, agregó Fernández Verde, dejando en claro que en otras ciudades la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental ha denunciado a las autoridades por omisión de funciones y contaminación.

Del mismo opinó sobre la ausencia de algún pronunciamiento de la Defensoría del Pueblo, situación que ha mantenido al margen del problema a esta institución.

“Por la defensa de la salud pública y los derechos del pueblo, la Defensoría debería emitir un pronunciamiento público y conminar al alcalde que cumpla sus obligaciones, eso hasta el momento no ha ocurrido”, puntualizó.

El organismo de defensa de los derechos de la población es competente para intervenir por el incumplimiento del servicio de limpieza pública, y su participación es muchas veces fundamental, para muestra un ejemplo: en el 2014, la Defensoría del Pueblo de Lima denunció penalmente al alcalde Nicolás Kusunoki ante la Fiscalía por su inacción ante la acumulación de residuos sólidos. La denuncia que involucró a otros cinco funcionarios de esa comuna fue por la comisión de los delitos de contaminación del medio ambiente e incumplimiento de funciones.

El regidor ha denunciado en diferentes sesiones de concejo municipal y ante los medios de prensa que desde el inicio de la gestión de Elidio Espinoza, habría existido la consigna de tercerizar los servicios que ofrece el Segat y por ello se ha venido atentado sistemáticamente contra la capacidad operativa de esta institución.

Dato

El gerente del Segat, Fernando Díaz, se presentará este 7 de febrero ante el pleno del consejo de Trujillo, para explicar los motivos que han ocasionado la crisis en la limpieza pública y su plan  de contingencia para evitar que estos hechos se repitan.

 

Dejar respuesta