La Contraloría General de la República verificó las instalaciones del Hospital Regional Docente de Trujillo, uno de los más importantes de la ciudad. La intención fue verificar si esta cumple con las normas técnicas de salud.

Durante la visita al área de emergencias, se encontró varias deficiencias en el lugar, como falta de camillas y de espacio para atender a los pacientes.

Asimismo, se comprobó que hay pacientes derivados de otras áreas, cuando sólo pueden estar ahí 24 horas. Los servicios higiénicos no se encuentra en buenas condiciones para el uso de personas internadas.

Se sabe que en los próximos días la Contraloría emitirá un informe sobre la inspección y control que será publicado en su página web.

La jornada de hoy se logró gracias a la denuncia hecha por enfermeras que laboran en emergencias del citado nosocomio.

Dejar respuesta