Ante la baja rentabilidad de los cultivos “tradicionales”, el Proyecto Especial Jequetepeque Zaña (PEJEZA) del Minagri, viene realizando una investigación de la “pitahaya” y su viabilidad para ser cosechada, por los productores del Valle del Jequetepeque, como cultivo alternativo.

La Pitahaya (Selenicerius spp), es un fruto nativo de México y América Central, perteneciente a la familia de las cactáceas o suculentas. Posee una cáscara de color rojo intenso o amarillo, su pulpa contiene pequeñas semillas negras, y se puede consumir como fruta fresca así como en refrescos y cócteles.

Un equipo técnico del PEJEZA especialista en pitahaya ha realizado un estudio exhaustivo para su cultivo, que va desde la polinización hasta la obtención del fruto, asimismo, se proyecta que en los siguientes años se pueda expandir la siembra de este fruto. Para ello incluso, ya vienen trabajando en una metodología para el manejo integrado de plagas y enfermedades más comunes.

El objetivo es replicar la experiencia obtenida en este valle, por la empresa agrícola La Bretaña, que gracias al apoyo de la Fundación para el Desarrollo Agrario de la Universidad Nacional Agraria La Molina, y del Gobierno, le ha permitido contar con la tecnología adecuada para el cultivo y el control de las plagas y enfermedades de la Pitahaya.

[Foto de portada: Internet]

Dejar respuesta