Científicos descubrieron en el desierto más árido del mundo, el Atacama de Chile, varias “saywas” o calendario de piedra, unas estructuras que los incas utilizaban para identificar y predecir eventos astronómicos.

Entre marzo y junio del año pasado, cuatro saywas -construcciones de piedra de aproximadamente 1,20 m de alto- fueron descubiertas a unos 4.200 metros de altura en el desierto de Atacama por científicos del Museo de Arte Precolombino y astrónomos de ALMA.

“A través de la sombra que proyectan sobre el suelo durante la salida del sol, las saywas permiten identificar y predecir equinoccios, solsticios y otros eventos astronómicos”, indicó este lunes un comunicado del observatorio ALMA.

Tras un año de análisis, los científicos confirmaron la hipótesis de que estas estructuras son marcadores astronómicos, están alineados con fechas relevantes del calendario incaico y no sólo se encontraban en grandes ciudades de esa civilización como se creía hasta hoy.

“Las saywas demuestran que los pueblos precolombinos le daban tanto o más preponderancia al cielo que lo que hoy podemos apreciar”, afirma Juan Cortés, astrónomo de ALMA.

Cabe mencionar que dichas estructuras fueron encontradas gracias a imágenes satelitales que observó la historiadora Cecilia Sanhueza.

Los especialistas investigan ahora por qué y para qué los incas instalaron estas estructuras de piedra en un lugar tan despoblado.

Dejar respuesta