Basta con solo ingresar unos minutos a la página de Facebook de Odebrecht Perú, para darse cuenta que la empresa brasileña involucrada en la red de corrupción más grande de latinoamérica, no cuenta con una estrategia mediática coherente y sobre todo transparente.

En las redes sociales el rechazo hacia la constructora que pagó millones de dólares a funcionarios peruanos se ha desbordado y la empresa solo se ha dedicado a borrar decenas de comentarios de rechazo a sus malas practicas empresariales. Por ejemplo en este post publicado el 02 de febrero y que esta relacionado a la Virgen de la Candelaria, 27 personas han opinado sin embargo cuando se va al detalle de los comentarios solo aparecen 8 de ellos y casi todos a favor de la cuestionada empresa, el resto desapareció. Si no me crees, chequéalo tu mismo.

 

Para la empresa Odebrecht los aduladores nivel todopoderosos los comentarios a favor son un trofeo y las opiniones criticas simplemente desaparecen, lo que evidencia además la personalidad de la empresa y el mal manejo de su crisis institucional.

En este otro post que cita una frase de Norberto Odebrecht, patriarca y fundador de la empresa, el manejo de la cuenta ha sido tan dictatorial que prácticamente han barrido con todos los comentarios y solo han dejado dos, que por supuesto adulan y levantan la moral de la vapuleada empresa.

Para el especialista en redes sociales, Valéry Bazán; borrar los comentarios negativos demuestra una falta de estrategia para afrontar situaciones de crisis, eliminar las críticas forma una barrera que termina alejando a los seguidores

“Odebrecht cuenta con un cuarto de millón de seguidores en Facebook, la empresa debería hacer un mea culpa y difundirlo en todos sus canales. Ahora, la crisis de Odebrecht es muy difícil de manejar en redes, pero se nota que no tienen estrategia comunicacional, si no hablar nada de lo que esta pasando con su empresa es una estrategia, pues es muy mala”

De 37 comentarios no dejaron ni uno

De 100 comentarios solo quedaron 3.

Y podemos seguir poniendo ejemplos hasta cansarnos, Odebrecht ejerce una dictadura en sus redes que no permite discrepancias y voces disconformes con sus prácticas comerciales ilícitas. Lo que dibuja a una empresa poco transparente, incapaz de reconocer sus errores y que no cree en el arrepentimiento. Esto podría ser el diagnóstico de la actuación misma de la empresa en el ámbito empresarial y legal. Finalmente la voz del pueblo es la voz de Dios.

La operación “limpieza” empezó hace algunas semanas atrás, cuando la indignación creció en contra de la empresa de capitales brasileros. En esta pagina web quisiéramos saber la opinión de todos los que han sido censurados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here