El abogado del expresidente Alejandro Toledo, Paolo Aldea dijo que el proceso abierto contra su defendido no es justo. En RPP afirmó que al exgobernante se le está sometiendo a una «doble persecución penal».

Explicó que la fiscal del caso Ecoteva, Manuela Villar ya tiene un proceso penal abierto contra Toledo por lavado de activos, por las supuestas irregularidades en la concesión del tramo 2 y tramo 3 de la carretera interoceánica. La misma acusación del fiscal Hamilton Castro. «Que ahora aparezca a un colaborador eficaz (Jorge Barata) no cambia la naturaleza de que estamos ante los mismos hechos. (…) qué hace apareciendo ahora el señor Castro pretendiendo lo mismo».

Prisión preventiva. Aldea indicó que el fiscal Castro debería remitir sus indagaciones «a la doctora Villar para que complete el supuesto circulo que maneja» y que debe ser ella «en el ejercicio de sus facultades» quien solicite el pedido de prisión preventiva».

«No cuestiono que la fiscalía tenga las facultades de pedir prisión preventiva, lo que estoy cuestionado es que no se haga el pedido por la vía  correspondiente», dijo.

Delito prescrito. El abogado indicó, además, que a Alejandro Toledo se le está «formalizando un proceso penal por un delito que a la fecha se encuentra prescrito, el tráfico de influencias». Según dijo más temprano al diario El Comercio, su estrategia de defensa apuntará a la prescripción de ese delito.

“Sí, vamos a recurrir a la prescripción, pues el plazo para la prescripción del delito de tráfico de influencias es 8 años. Si a mi cliente se le acusa de haber traficado influencias en el 2004, según dice la misma tesis fiscal, pues ya prescribió”, dijo a ese medio.

[Fuente: RPP]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here