Los 7 huaicos de la quebrada San Ildefonso, arrasaron con todo a su paso e incluso con las pretensiones de dos probables candidatos a la Municipalidad de Trujillo. Paúl Rodríguez y Carlos Vásquez se encuentran entre los damnificados, pero su afectación es diferente. Ellos no perdieron bienes materiales, lo que ha ocurrido con los dos alcaldes es que han perdido la confianza de la población que es el principal patrimonio de una autoridad elegida mediante el voto popular.

En el caso del alcalde del distrito de El Porvenir, los cuestionamientos giran en torno a su escasa presencia y la de su administración en las zonas afectadas por el paso de las aguas de la quebrada San Ildefonso, durante la primera semana de emergencia. En el sector Río Seco fue un fantasma, los vecinos escuchaban que llegaba por la zona pero nunca lo vieron y así lo denunciaron al programa Hoy Noticias, RPP y a otros medios.

Otra crítica con cierto fundamento es el tiempo que lleva la autoridad dirigiendo el distrito -2 periodos- y lo poco que se ha hecho para mitigar el impacto de la activación de la quebrada San Ildefonso. Además la autoridad aprista, en los últimos días está involucrada en acusaciones mutuas sobre el tráfico de tierras en el distrito, Paúl Rodríguez sindicó a su excontendor en las pasadas elecciones, Víctor Rebaza (APP); de estar detrás de estas ilegales actividades y sus declaraciones le valdrán una querella por difamación.

Al ser consultado por su pobre actuación durante la emergencia, el amix de Elidio sostuvo lo siguiente:

«La labor del alcalde no es solo tomarse fotos, yo creo que hemos tenido un plan de contingencia importante; lo que ha sucedido ha sido 4 o 5 veces superior a lo previsto y no tenemos los recursos suficientes. 100 mil soles es lo que nos ha enviado el Gobierno y no es ni el 5% de lo que se va a gastar solo en la atención de la emergencia y la limpieza de las calles, entonces yo creo que estamos trabajando» Paúl Rodríguez.

El alcalde de El Porvenir fue un fantasma durante la emergencia, según los vecinos del Sector Río Seco y Mampuesto.

El otro protagonista de este post, Carlos catador Vásquez alcalde del distrito de Víctor Larco, era visto hasta antes de la emergencia como una autoridad medianamente eficiente cuyo logro principal era la disminución de la delincuencia de su distrito, los 7 huaicos que llegaron hasta su distrito, lo convirtieron en un damnificado más de esta emergencia.

«Yo creo que ya no se deben hablar de cosas que han pasado, nos toca seguir trabajando. Yo creo que en un momento de desesperación, de caos, de desastre; yo creo que siempre van a ver errores, posiblemente también algunas criticas constructivas otras destructivas que yo creo que es normal. Lo que interesa acá es que estamos saliendo del problema» Carlos Vásquez – Alcalde de Víctor Larco

La ley del borrón y cuenta nueva sería conveniente para el apepista, sin embargo algunos sectores de la población y de otras tiendas políticas han aprovechado para descalificarlo política y funcionalmente.

Hay que recordar además que los moradores de los sectores de Buenos Aires, Palmeras Baja, el Progreso y otras zonas denunciaron su poca efectividad para enfrentar la emergencia, básicamente en el apoyo a los damnificados y la rehabilitación de las zonas inundadas.

Un reportaje de Sol TV coronó una semana negra para la autoridad distrital. La denuncia era básica y contundente, una cisterna de agua para los afectados por los huaicos fue captada en la casa del alcalde. Las respuestas de la autoridad confundieron más el tema y lo convirtieron en un escándalo.

 

Queda claro que en este momento no se puede hablar de cadáveres políticos, sin embargo Paúl Rodríguez y Carlos Vásquez deberán trabajar duro para recuperar el terreno perdido.

El alcalde de Víctor Larco, la cosa pinta color de hormiga, debido a los serios problemas que tendrá para intentar competir en las internas de su partido con un mejor posicionado Daniel Marcelo, que también pretende ser el candidato de APP para la alcaldía de Trujillo. Marcelo llega sin la mochila del desastre y con los zapatos sin barro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here