Dos turistas chilenos y un ruso fueron hallados muertos este martes luego de que desaparecieron el pasado 22 de julio tras realizar una excursión en la quebrada Parón, ruta que lleva hacia la cima del nevado Pirámide de Garcilazo, en la Cordillera Blanca, dentro del Parque Nacional Huascarán.

Sus familiares, quienes habían llegado al Perú, pidieron a las autoridades que no cesen la búsqueda; sin embargo, la Asociación de Guías de Montaña del Perú confirmó que se encontraron sus cadáveres, según el diario El Comercio.

El presidente de la Casa de Guías, Rafael Figueroa, había ordenado el envío de un segundo grupo para la búsqueda de este martes..

Además, la Policía de Alta Montaña también había emprendido las labores de rescate en la Cordillera Blanca.

Los fallecidos fueron identificados como Cristóbal Bizzarri Lyon, de 23 años; Gabriel Navarrete Navarrete, de 32 años; y Alexander Mazmev.

Cabe destacar que la última vez que los extranjeros fueron vistos fue cuando iniciaron la subida al nevado. La labor de guía en la expedición turística recaía en el ciudadano ruso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here