La obra de remodelación de la Plaza Mayor de Trujillo no cuenta con un plan de riesgos pese a que el organismo de contrataciones del estado lo exige y esto podría poner en riesgo el desarrollo de la misma, así lo observó la Contraloría General de la República en una visita inopinada, en la labor de fiscalización también participó el congresista Octavio Salazar.

 

El coordinador regional de la Contraloría General de la República en la región La Libertad,  sostuvo que la principal responsabilidad por la ausencia del plan de riesgos recaería en los funcionarios del municipio trujillano.

«El plan de riesgo es exigido ahora por la Osce, esto forma parte integra del contrato, en el contrato ya se establece como es el plan de riesgo que se tendrá durante la ejecución de la obra y también deberían tener un plan de mitigación de riesgos» sostuvo el funcionario.

Para ejecutar la remodelación de la Plaza Mayor de Trujillo, la constructora Aresa ha contratado a solo 15 obreros, los que laboran en turnos normales, la obra de acuerdo a los plazos establecidos en el contrato será entregada el 29 de diciembre.

Aunque el municipio de Trujillo y la empresa ejecutora tienen un compromiso de culminación en noviembre, esto finalmente no podría concretarse.

El congresista Octavio Salazar mostró su disconformidad con la remodelación de la Plaza Mayor y espera que la obra mantenga las características tradicionales de este espacio histórico.

[Foto de portada: Diario Correo]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here