Roger Gavidia Johanson, denunció que la tercera pareja de su fallecido padre, el conocido abogado trujillano Roger Gavidia Sánchez, y los hijos de esta relación se han apropiado de todo el patrimonio que el abogado acumuló en vida y lo más grave es que esto se habría concretado fraguando importantes documentos.

“Me sorprendieron con un poder que mi papá había firmado a ruego el día 27 de abril, 3 días antes de que fallezca mi papá, a mí me parece una patraña el hecho que hayan sacado un poder y que el día 29 de abril, después de haberlo inscrito en registros público, pese a que usualmente un poder no se inscribe tan rápido, pasado un día hacen la venta de 3 propiedades”, sostuvo el denunciante.

Según la información presentada por el denunciante ante el Poder Judicial para pedir la nulidad de la venta de las propiedades de su padre, la última semana de vida de Roger Gavidia Sánchez, este la pasó inconsciente y en su vivienda debido al avanzado estado del cáncer que padecía y durante esos días se produjeron algunos actos que generan controversia, 4 días antes de fallecer, el 26 de abril de 2004 el desahuciado abogado supuestamente aprobó entregar un poder general a nombre de su tercera esposa Norma Jacoba Rodriguez Haro, teniendo como testigo al abogado Hernani Vizconde Roncal, quien firma a ruego el poder. El documento fue legalizado al día siguiente en la Notaría Paredes Haro y con extrema celeridad fue inscrita en registros públicos. finalmente, el 29 de abril, o sea un día antes que su pareja falleciera, Norma Rodríguez vendió 3 de las propiedades a sus familiares cercanos.

“Con el poder falso, ella hace tres ventas a familiares directos de ella a un precio relativamente simbólico, actualmente esas personas no toman posesión de las propiedades y encima no justifican de donde tienen ingresos, (los compradores) son personas muy modestas”, agregó.

En Trujillo, la heredera Norma Rodríguez se adelantó a cualquier repartición equitativa de las propiedades de su esposo y vendió el inmueble del Jr. Junín 434 –int A a su tío paterno Amado Rodríguez Campos y a su esposa Clara Nimia Calderón, la venta fue certificada por la cuestionada notaría Lina Amayo.

En Shiran, el mismo 29 de abril, vendió una casa huerta ubicada en el sector San Felipe I a otro tío paterno, Humberto Ibáñez Alvarado y su esposa Elvia Estela Rojas de Ibáñez también fueron los felices compradores de otro predio, esta vez ubicado en el valle de Chao, el predio denominado San Roberto, pasó a manos de personas que aparentemente no podrían sustentar los cuantiosos gastos que realizaron en estas inversiones inmobiliarias.

Ante el Poder Judicial de La Libertad han sido denunciados civilmente Norma Rodríguez Haro, pareja del abogado difunto, y sus hijos Roger Luis Gavidia Rodríguez, María Fátima Gavidia Rodríguez, Carlos Alfonso Gavidia Rodríguez y Alicia Beatriz Gavidia Rodríguez, a la notaria Doris Paredes Haro, al abogado Hernani Vizconde y a los suspuestos compradores de los inmuebles. Roger Gavidia Johanson, quien es un economista con relativo éxito económico, ha pedido la nulidad del acto jurídico.

A los integrantes de la familia Gavidia Rodríguez intentamos ubicarlos en reiteradas ocasiones en su vivienda. Sin embargo, no quisieron pronunciarse sobre el tema. Antes de publicar la nota logramos conversar telefónicamente con Carlos Gavidia Rodríguez, quien escuetamente sostuvo que este era un conflicto entre privados y no iba a prestar declaraciones sobre el asunto.

“Mi papá muere con cáncer al páncreas y se atendió en el Seguro Social (EsSalud), y ahí trabaja el señor Hernani Vizconde Roncal que es el abogado de mi madrastra, nosotros habíamos pedido las fichas y el historial médico de mi padre, en un primer momento nos dieron, pero cuando hemos acudido al Poder Judicial y hemos vuelto a solicitar la historia clínica de mi padre, misteriosamente se perdió el expediente médico”, denunció Roger Gavidia Johanson.

Al abogado Hernani Vizconde intentamos ubicarlo en la sede de EsSalud del jirón Independencia y no pudimos entrevistarlo. La demanda civil interpuesta en el Poder Judicial de La Libertad es para pedir la nulidad del acto jurídico (entrega del poder general y específico). De aprobarse esto, todos los contratos de ventas de inmuebles firmados por Norma Rodríguez Haro no tendrían ningún valor legal, la denuncia fue presentada en 05 de abril del año 2011.

Según su hijastro, Norma Jacoba Rodríguez, se habría apoderado de parte de la herencia del abogado Roger Gavidia Sánchez, fraguando documentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here