Juan Lozano Cabrera, actual gerente general de Sedalib, se encuentra impedido de ejercer este cargo, debido a que es parte de un proceso judicial en contra de la mencionada empresa.

De acuerdo al Decreto Supremo 019-2017-Vivienda, que aprueba el Reglamento del Decreto Legislativo N° 1280, Decreto Legislativo que aprueba la Ley Marco de la Gestión y Prestación de los Servicios de Saneamiento, no pueden ser directores ni gerentes generales quienes formen parte de un proceso judicial en contra de una empresa de saneamiento.

Macronorte accedió a documentos exclusivos que confirman que desde el 26 de abril, el Décimo Juzgado de Trabajo de la Corte Superior de Justicia de La Libertad admitió a trámite la demanda de Sedalib, por indemnización por daños y perjuicios en contra de Juan Lozano y otros trabajadores de esta empresa, por un monto superior a los 100 mil soles. A partir de esta fecha la presencia del citado funcionario en la mencionada institución, es considerada ilegal.

Para este medio Lozano Cabrera, quien desempeña el cargo de gerente general desde enero de este año, sostuvo que las consultas sobre su situación laboral deberíamos hacerlas a la sede central de la SUNASS. “Cualquier duda que tengan ustedes y cualesquiera pueden hacer la consulta a la SUNASS en Lima, con la gerencia de supervisión y fiscalización, ellos son los que evalúan el cumplimiento de la formalidad para el desempeño del cargo, no le voy a decir otra cosa”, declaró.

La ambigua situación laboral de este funcionario podría ocasionar que todos sus actos funcionales desde abril a la fecha sean declarados nulos.

 

Dejar respuesta