¿Sólo el 33% de los peruanos considera que está informado sobre los candidatos que participan en las EMR? ¿El 63% se siente poco o nada informado? Esta es la muestra que una sociedad puede caminar sonriente al precipicio, peinarse en la horca, tomar un café y hablar de Peluchín en el paredón de fusilamiento. Hasta una bacteria tendría un mayor instinto de supervivencia que los trujillanos, liberteños o peruanos.

Tener una sociedad indiferente a un proceso electoral es más peligroso que tener a cientos de zombies pugnando por un puesto de trabajo producto de su fervor político en campaña o intentando conservarlo por los mismos atajos. La indiferencia social no es una solución, es un suicidio colectivo.

Según los números duros que GFK presenta en una reciente encuesta, el 69% de la población no está motivada para acudir a votar, muchos los consideran una pérdida de tiempo. Desconocen o no quieren conocer que la mejor protesta contra la política contaminada no es ser indiferente, se equivocan los nihilistas y canallas, el mejor reclamo es ser un votante informado, un elector que no se deja engañar por un polo o una gorra, un kilo de azúcar, 100 soles en una cajita de fósforo.

Te indigna que tu ciudad esté atrasada, que tu alcalde sea un inepto, mírate al espejo y cúlpate, tú lo elegiste.

Este 7 de octubre puedes iniciar una protesta radical con tu voto informado, una protesta rotunda y efectiva. La indiferencia no es una manifestación, es cobardía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here