Un grupo de comuneros que por más de 30 años realizan actividades agrícolas en el centro poblado La Capilla, región Piura, cuestionan la ejecución del proyecto de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en dicha jurisdicción.

Los cuatro posesionarios que se perjudican directamente dijeron que la Municipalidad Provincial de Sullana los ha acusado de ser invasores; sin embargo, indicaron que viven hace más de 30 años y han presentado certificado de posesión.

Esta construcción también afectará 200 hectáreas  de banano orgánico certificado que hoy exportan 80 productores a diferentes países.

“Nos quieren desalojar aduciendo que somos invasores, pero nosotros contamos con los documentos en regla. Con estas tierras le di estudios a mis hijos y no saldremos”, sostuvo José Alfredo Pedrera.

En tanto, el municipio de Sullana denunció a los agricultores por el presunto delito contra la salud pública al regar sus plantaciones con agua no tratada.

Sin embargo, los productores de banano orgánico del sector La Capilla cuentan con la certificación de Global Gap y Control Unión, las mismas que le permiten seguir exportando a Europa y Estados Unidos.

Dejar respuesta